lunes, enero 29, 2007

... Y en una caja de carton guardé los trozos de silencio que me regalaste...

( Yo y la Noche.)

Es cierto que a veces la memoria nos juega una mala pasada, pero eso no justifica que regrese a casa y tu nombre ya no este pintado en el jardin y mucho menos que a los unicornios de niebla los vistieras con traje de lata. A veces es complejo comprender los pensamientos pero eso no significa que tengamos que enterrar los recuerdos en un cementerio de miradas...

Anna.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal