jueves, marzo 27, 2014

Sombra de Viento


Salí de casa luego de una discusión con mi sombra.
-Quise apartarla de mí-
hacerla silencio y alguna forma de mi olvido.
Ella me tomó por sorpresa y me lanzó un golpe
que atravesó mis venas.
Yo respiré profundo,
y la miré a los ojos
con el dolor del amor que tienen dos amantes
cuando se alejan.
Pensé en regresar y hacerla mía
pero mi sombra había muerto aquella tarde
y con el consentimiento del amor que profesaba
el alma de mi sombra era de viento
que cantaba una canción de cuna en mis entrañas.


Anna Bahena. 

Etiquetas:

1 comentarios:

Blogger Andoni del Barrio ha dicho...

El más duro de los combates, con la propia sombra. Podemos vivir sin lo que haremos, pero no sin lo que hemos sido. Esa canción de cuna siempre vuelve y, ya se sabe, cuanto más nos acercamos a la luz, mayor es nuestra sombra.

Gracias siempre, Anna :)

2:59 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal