domingo, agosto 05, 2007

Romanza..


Juan y Ana cursaban 10° año del colegio. Juan desde hace un tiempo para acá está total y absolutamente enamorado de Ana. Ana por su parte sospecha algo y ella también puede que sienta algo pero quiere que Juan tenga la iniciativa.
Juan siempre utiliza todas las cosas a su alrededor para aplicarlas en el momento en el que le diga a su Ana todos sus pensamientos.
En la clase de Español, leía todos y cada uno de los libros que su profesor le ponía a leer, y aprovechaba para sacar de ellos frases, palabras o cosas así para decírselas algún día a Ana o cuando él fuera a hablar con ella.
En la clase de Filosofía, Juan investigaba a profundidad todas y cada una de las teorías filosóficas impuestas por Sócrates, Aristóteles, Heráclito, etc, y acomodarlas en su discurso de declaración a Ana.
En la clase de Física, calculaba la distancia de su casa a la casa de Ana y la velocidad con la que iría caminando o corriendo para sacar determinado tiempo.
En la clase de Química, pensaba en hacer una fórmula en la cual mezclaría cariño, miradas, hechos y detalles para hacerlos reaccionar y que todo esto formara un gran amor entre él y Ana.
En clase de Educación Física, Juan se la pasaba todo el tiempo trotando, todo para tener un buen estado físico para el día en que fuera corriendo hasta casa de Ana y así declarar todo su amor.
En ese preciso momento, Juan estaba en clase de Religión y se encontraba escribiendo una oración en la que pedía que no hubiese represarias por parte de Ana cuando él le confesase sus pensamientos.
Luego de hacer esa oración, como siempre, miró hacia su mano derecha y dos sillas más allá se encontraba su Ana, como siempre, la veía tan dulce, tan frágil. Tan tierna…su amor.
Fue entonces cuando su profesora de Religión golpeó sobre su pupitre haciendo que de un susto Juan bajara de su nube. La profesora le dice en voz de regaño - ¡Juan que haces, no haces nada, solo te la pasas mirando a todo momento a Ana!... ¿qué pasa?- pregunta la profesora- Juan se para de su pupitre lo mismo que Ana y todos sus compañeros del salón, su corazón latía mucho mas rápido, y comenzaba a latir mucho mas rápido, cuando sin querer sus piernas se movieron y se dirigió hacia donde Ana. Y Ana con un sin sabor de sospecha le dice: - Juan… que pasa… ¿por qué me miras?... ¿es que acaso me quieres decir algo?...los ojos de Ana de llenan de ansiedad....
En ese momento a Juan se le ha olvidado la clase de Español, la de Física, la de Filosofía, la de Química, la de Religión, etc, todo… todo se le había olvidado a Juan, en ese momento solo eran Juan y Ana, se les olvidaron también su profesora y compañeros, y Juan solo mirando los tiernos ojos de Ana le dijo: - Ana es que yo…
Yo quiero graduarme en ti…

Cali, Colombia .Un cuentero en la Loma de la Cruz.


Anna.

8 comentarios:

Blogger peyote ha dicho...

En las salas de quimica es donde la quimica surge; pienso que el amor sincero aquel detalle heroico que deb ser ecordado con este cariño, con el que riegas esta historia.

Saludos.

3:16 p. m.  
Blogger •[Bläck.Snöw]• ha dicho...

Jajaja muy bueno, el amor.. es una locura TOTAL.

Muy bueno, Saludos nena ^^

11:02 a. m.  
Blogger seis dragones ha dicho...

curioso que sea en esa asignatura en la que se intenta reprimir el buen deseo de juan...
y maravilloso que se imponga la cordura o su falta, nos convierta en héroes y triunfe el amor...

1:11 p. m.  
Blogger Ártemis Sublime ha dicho...

Paso para disfrutar tus recomendables letras, querida Anna, y para que no me sientas ausente.
Con poquísimo tiempo, sigo aquí.
Espero poder actualizar pronto.

Un gran abrazo!!!

1:48 p. m.  
Blogger Mar ha dicho...

Leía ávida y juro que si no estaba ese final se lo escribía!!!!!!!
Muy bello relato, Anna, muy cierto!

Beso enorme!

6:03 p. m.  
Blogger mel ha dicho...

Anna que cuento tan hermoso...

Sospecho que Ana ( la del cuento) tenia ya vocación de brújula.


Besos...

4:09 p. m.  
Blogger RocanLoveR ha dicho...

Que lindo relato Anna, el Amor nos enseña todo, cuando se siente desde el alma..

Un gran abrazo querida, dulce y tierna Anna ..

:)

5:07 p. m.  
Blogger Marquinho ha dicho...

hermoso relato sobre el amor, que tanto hace falta en estos tiempos violentos. Te dejo un abrazo.

3:13 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal