lunes, enero 21, 2013

La Entrega del Olvido


Está creciendo, crece brillante como una ola bajo la luz del sol. Está de frente, inmóvil, callada, sonrojada. El valiente planeta está a unos cinco pasos de distancia, de frente, inmóvil, callado, sonrojado. Él la mira en silencio para no despertarla. La luna duerme, duerme sonriendo como quien  tiene sueños celestes y el valeroso planeta asombrado, se acerca para observar su belleza. Como no tiene flores, deja en su almohada nocturna una fugaz estrella. El corazón de la noche lo delata, el resplandor de su alma palidece y los cabellos de la luna entrelazados van atrapando sus sueños que, condenados a la soledad eterna, se entregan al inminente olvido en la memoria de la luna llena.

Anna Bahena.
Imagen By @para cualquiera. Luna conjunción Júpiter 21/01/2013 

1 comentarios:

Blogger virgi ha dicho...

No sé si eres consciente de lo bien que escribes, tienes un don y debes aprovecharlo.
Un abrazo enorme y mil gracias por tus palabras tan cariñosas.

11:09 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal