lunes, noviembre 03, 2008

Anacronismos


Despierto tras el fuerte ruido de un relámpago en horas de la madrugada. Me levanto del piso, camino ahora en silencio, tiemblo. Los libros regados por la habitación se hacen camino hasta la puerta negra. Me percato de que los restos de la luz que hace unas horas iluminaban la ciudad se han hecho sombra y mis ojos no tienen la potencia fina de una mirada gatuna. Me detengo en un tiempo atemporal, sin prisa, calmado. Lleno de un color indescifrable, nítido, sencillo a la palabra humana. Color de lluvia. Transparencia del olvido. No hay duda que esta mañana de fiesta se torna fría y a la vez opaca. El tiempo se detiene con tan solo una palabra pronunciada y yo, como si fuera la Verónica despierta, abro la ventana, nunca la puerta negra. Renuncio a cada uno de mis dogmas, me pierdo en la esperanza de ver la luna atravesar esta mirada gris que me posee y me tranforma frente a todos los fantasmas que surcan la noche en esta cárcel sin rejas, esta casa sin dioses ni creencias que me absorbe, me destruye. Sí, esta casa tan llena de cuadros azules y paredes blancas donde solo queda imaginar el mar y el cielo entre silencio y silencio, quitarme los zapatos, escuchar la caracola y al final frotar los ojos fuertemente para ver estrellas, de mar.
Anna.

12 comentarios:

Blogger Caminante ha dicho...

Un texto cargado de imágenes y colores, emociones y sentimientos que transmites al lector con gran precisión.

4:42 p. m.  
Blogger MentesSueltas ha dicho...

Hola, debo decir que me impacto leerte, es super bello. Gracias por compartirlo.

Me retiro pensando en volver...

Te abrazo desde Buenos Aires.
MentesSueltas

2:48 a. m.  
Blogger fgiucich ha dicho...

Una noche donde la soledad se viste de lluvia y colores. Abrazos.

5:38 a. m.  
Blogger Vulcano ha dicho...

No ves las estrellas de mar?
en esa noche, hay lluvia y truenos
pero la soledad no es mala compañía
si logras ver las estrellas de mar.
Abre la puerta negra, despierta.

Besos de fuego dorado,

Vulcano.

1:37 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Anna Bahena,¿vez que hay una estrella de mar titilando en tu mirada gris?

Qué hermosa foto.

10:17 p. m.  
Blogger Daphne ha dicho...

lo escirbiste después de escuchar a Ari, no? a mi también me encantó


Saludos

2:27 a. m.  
Blogger Anna. ha dicho...

¿¿¿¿¿Ari?????.... no sé quién es :(

6:43 a. m.  
Anonymous Ricardo ha dicho...

Que bonito es lo que cuentas. Escribes muy bien...

2:50 a. m.  
Blogger Adolfo Payés ha dicho...

Saludos es la primera visita a tu espacio lleno de ternura ...

y me voy con el deseo de regresar, espero hacerlo mas seguido, y para eso te enlazare a mi blog así podre visitarte siempre...

saludos fraternos un abrazo

1:43 p. m.  
Blogger La sonrisa de Hiperión ha dicho...

"El tiempo se detiene con tan solo una palabra pronunciada y yo, como si fuera la Verónica despierta, abro la ventana, nunca la puerta negra."


Ya lo decía Joaquín Sabrina en unas de sus canciones, no me acuerdo en cual, la Verónica siempre con paños en las manos.
saludos!

11:39 a. m.  
Blogger reflejosdelsur ha dicho...

Ari es uno de los integrantes de la Estrada do Sol, el que hizo el poema a la caracola dorada. No sé si esta caracola que ahora escuchas vino desde allí pero lo cierto es que reitero me encanta como escribes.

Un abrazo,

RDS

6:28 p. m.  
Blogger Anna. ha dicho...

Ari! por supuesto que lo escuché. Sin embargo su caracola generaba en mí un amanecer. Esta caracola es diferente... Lo escribí imaginando la canción que en el fondo del mar ella cantaba a Alfonsina:

"..Por la blanda arena que lame el mar
Su pequeña huella no vuelve mas,
Un sendero solo de pena y silencio llego
Hasta el agua profunda,
Un sendero solo de penas mudas llego
Hasta la espuma.

Sabe dios que angustia te acompaño
Que dolores viejos callo tu voz
Para recostarte arrullada en el canto
De las caracolas marinas
La cancion que canta en el fondo oscuro del mar
La caracola.

Te vas alfonsina con tu soledad
Que poemas nuevos fuiste a buscar ...?
Una voz antigua de viento y de sal
Te requiebra el alma y la esta llevando
Y te vas hacia alla como en sueños,
Dormida, alfonsina, vestida de mar ...

Cinco sirenitas te llevaran
Por caminos de algas y de coral
Y fosforecentes caballos marinos haran
Una ronda a tu lado
Y los habitantes del agua van a jugar
Pronto a tu lado.

Bajame la lampara un poco mas
Dejame que duerma nodriza en paz
Y si llama el no le digas que estoy
Dile que alfonsina no vuelve ...
Y si llama el no le digas nunca que estoy,
Di que me he ido ..." ...

y fué así..¿qué cantaba la caracola en el fondo del mar? ....

hubo un silencio... eterno.

Un abrazo...a Todos.

Anna Bahena.

5:21 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal