miércoles, noviembre 12, 2008

In Memoriam


Luego de quitarle la vida al reloj, encender una luz a una distancia que sea prudente a la pared. Tomar unas manos prestadas que tengan la capacidad de robar el tiempo y detener el movimiento de todo aquello que se hace sombra a la mirada. Hacer silencio, respirar profundo, tan profundo que el aire rompa el latir del corazón en cuatro pedazos a una misma distancia. Ahora, cuando el silencio se haga verso, subir aquellas manos prestadas y estrujarlas con los dedos de nuestras propias manos. Acercarlas a la pared, dibujar el universo en una sombra enlazada hasta que se haga un solo parpadeo a la mirada. Tocar el suelo, observar el vuelo de una mariposa fugaz que con sus veinte alas se pierde en el verde campo de una pared desierta. Formar una isla de siete cabañas, cuatro lunas, dos mares, cinco peces, vos y yo tras la empañada ventana de la habitación. Sentir ahora el tic tac del corazón nunca del tiempo. Permitirle a esas manos legibles desprenderse del mundo en una danza que sea de tacto, de mirada. Jugar con el espacio que existe alrededor y finalmente cerrar los ojos sin omitir aquella voz de la razón cuando susurra como un canto en el oído, como quién refuta las palabras de Oliverio, que sí es posible hacer el amor más que volando.

Anna Bahena.

12 comentarios:

Blogger Adolfo Payés ha dicho...

Preciosos versos en ellos me perdí con la entrega a lo que ella exige, y en el me fui hasta el final y sentir la entrada del amor hecho ternura, sabiendo que todo es posible en el amor...

saludos un abrazo

12:36 a. m.  
Blogger Ada sin H ha dicho...

Amo tu prosa

gracias por pasar

:)

2:59 p. m.  
Blogger Mar ha dicho...

Y entonces lo irrecuperable del descubrimiento; aunque en el tatuaje del instante nos hayamos robado el fuego mutuamente.

Cómo refutar a Oliverio?
No he hecho sino elevarme mientras te leía.

(Un placer Anna, y gracias por la bella sorpresa)

Beso enorme

10:03 p. m.  
Blogger Kraichek ha dicho...

Anna gracias por tu post, como comentaba en otro espacio, prometo indagar en tu espacio!
espero que todo te vaya bien!
Un abrazo

7:01 a. m.  
Blogger hawwah ha dicho...

Todavía floto entre tus letras...muy hermoso!

un besito

12:25 p. m.  
Blogger melina ha dicho...

Anna, tus palabras son una danza inexplicable!
Excelente definición!
Me gustaría tener un libro tuyo como uno de mis poetas preferidos.
En tus letras hay una circunsferencia perfecta mientras uno está dentro danzando.

Abrazxo fuerte!!!

4:08 p. m.  
Blogger fgiucich ha dicho...

Pinceladas metafóricas que hacen del amor una pintura perfecta. Abrazos.

6:53 a. m.  
Blogger Javier Herque ha dicho...

“…todo es mucho…”

¡Qué va¡…mucho es nada cuando…tus manos… escriben sobre las olas.

Un beso

6:06 p. m.  
Blogger La sonrisa de Hiperión ha dicho...

"Jugar con el espacio que existe al alrededor y finalmente cerrar los ojos sin omitir aquella voz de la razón cuando susurra como un canto en el oído,"

Realmente precioso.
Saludos!

8:07 a. m.  
Blogger Santiago Paz ha dicho...

Un escrito que tiene aires muy sensuales, delicados, sin tiempos ni compases. Un tiempo eterno detenido en medio de la realidad.


Muy bueno. Me gustó mucho.


Gracias por pasar por mi casa y sea siempre bienvenida a mi humilde morada, señorita.


Beijos.


atte:
Paz

10:47 p. m.  
Blogger José L. Serrano ha dicho...

tu botella ha llegado a nuestra taberna

Bienvenida y beeeeeeeesos

2:54 a. m.  
Blogger David Hernández Camargo ha dicho...

Seguimos cambiando, como me encontraste? sera que ahora podre encontrarte a ti mas alla de la que escribe, no quiero enamorate poque no se que haria con tu amor y menos con el mio.

Solo conocerte mas alla de tus letras...

9:17 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal