domingo, julio 20, 2008

Augurio de Melancolía


En la levedad de esta noche me pierdo en las palabras. Todos los escritos de mis voces se amotinan en los dedos, y como seres pintados en la piel de la memoria, se dibujan interminablemente. Me abandono a solas de la vida, prodigándome a escondidas a la única vocera de la misma soledad. Me hablo a mi misma. Todos los sentidos se agudizan expectantes tras la prófuga hora de la media noche: Todo es silencio en mí. Me sirvo un trago de lágrimas para brindar en esta oscuridad, mientras hablo con mis voces cuando nunca me ve. Ven, siéntate a mi lado - digo- deseo saber la historia de lo que existe un poco más allá de ti, de esa vida que llevas en el cielo, de esa Luna a la que amas y dedicas canciones en las noches de perdida siniestra. Enséñame a tocar el arpa de tus sueños que yo te enseñaré a pintar el cuerpo del amor en la penumbra del cálido silencio. Pero sola no puedo, existe una necesidad en el fondo de todos mis abismos, una parquedad de ausencia que dilata mis tiempos de esperanzas. Y es que presiento que el ahora, es una hora muerta en todas sus facetas, una condición sin nombre, un estado de un todo que se propaga intrascendente en esta noche de insomnio, en esta soledad de rostro y cuerpo de presencia.
Anna.

11 comentarios:

Blogger melina ha dicho...

bello.. intenso... expectante!
un recorrido muy cercano.

un abrazo!

4:09 a. m.  
Blogger RocanLoveR ha dicho...

Un viaje a solas y al mismo tiempo acompañada, de vos misma, por los caminos más profundos del ser.

No estamos solas, somos más que uno en un cuerpo, somos más que dos en el mundo.

Un abrazo Anna.

4:53 p. m.  
Blogger Sandra ha dicho...

Te mando un abrazo... ese momento narrado.. tan bien narrado del que todos en un momento u otro vivímos...sentimos..

.. y del que a pesar del dolor tanto nos hace aprender de nosotros..

Un gran abrazo.

11:50 a. m.  
Blogger hawwah ha dicho...

Gracias, Anna por tus palabras... me alegra mucho que te haya gustado Peumayen, mi lugar soñado...

yo te acabo de enlazar porque me ha encantado cómo escribes,sobre qué, la forma de ilustrar...

mucho mucho mucho:)

un beso y hasta pronto!

3:31 p. m.  
Blogger hawwah ha dicho...

mucíííííííííííísimo!:)

3:37 p. m.  
Blogger Jorge Arce ha dicho...

Apenas llegó hasta tus palabras y me gustaron. Seguiré leyendo. Un abrazo

3:59 p. m.  
Blogger fgiucich ha dicho...

La soledad nos enseña que, definitivamente, se necesitan dos para alcanzar el amor. Una narración que nos lleva por los caminos escondidos de la melancolía. Abrazos.

6:16 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"...No acabó... No sé... Ningún sueño acaba... ¿Sé realmente si no lo continuo soñando, si no lo sueño sin saberlo, si el soñarlo no es esta cosa vaga que llamo mi vida?... No me habléis más... Empiezo a estar segura de algo que no sé lo que es... Avanzan hacia mí, por una noche que no es ésta, los pasos de un horror que desconozco... ¿A quién habré ido a despertar con el sueño mío que os he contado?... Siento un miedo disforme de que Dios hubiese prohibido mi sueño... Sin duda mi sueño es más real de lo que Dios permite... No estéis en silencio... Decidme al menos que la noche va pasando, aunque lo sepa... Mirad, comienza a ser de día... Mirad: va a llegar el día real... Desistamos... No pensemos más... No intentemos seguir en esta aventura interior... ¿Quién sabe lo que está en su final?... Todo esto, hermanas mías, murió con la noche... No hablemos más de ello, ni a nosotras mismas... Es humano y conveniente que tomemos, cada cual, su actitud de tristeza..."

Yo viví esa obra... tal vez asistimos al mismo teatro, a la miama hora. Tal vez lloraste conmigo mientras soñabamos juntos, cogidos de la mano, el sueño de la vieja veladora. Quiza el ahora sea enfermo como sus ultimas palabras: " Sí, alguien ha despertado... Hay gente que despierta... Cuando alguien entre acabará todo esto... Hasta entonces hagamos lo posible por creer que todo este horror fue, un largo sueño que tuvimos mientras dormíamos. Ya es de día... Todo va a terminar... Y de todo esto queda, hermana mía, que sólo tú eres feliz porque crees en el sueño" o pueda ser que se dibuje recoardando a tu alma, que debiste haber vivido realmente a la orilla del mar: " Amo todo cuanto se mece... Hay olas en mi alma. Al caminar me balanceo... Ahora me gustaría caminar... No lo hago porque nunca vale la pena hacer nada, sobre todo lo que se quiere hacer... Es de los montes de lo que tengo miedo... Es insufrible su quietud y su grandeza... Deben tener un secreto de piedra y se niegan a saber que lo tienen... Si asomándome a esta ventana pudiese dejar de ver montes, asomaría un momento a mi alma alguien en quien me sentiría feliz". Esa eras tú, Anna, esa que sonreía en la pequeña mesa de madera con una vela encendida para lograr conversar a solas con tu soledad. Todos a tu alrederor, nos preguntabamos qué era lo que escribias en las viejas servilletas del bar. Y tu, nos observabas silenciosa, te ibas del mundo y dejabas la mirada extraviada en el cuadro que tanto de gustaba. Y sonreias, y te acercabas a la barra con tu perfume dulce para devolver la vela. Nunca me viste, nunca nos viste. Pero estabamos cerca de ti, cuidando tu Alma y tus pasos, coronando a la Dama de todos nuestros sueños. Nos dabas sonrisas con tus borbujas y a mi, me dejabas un petalo de silencio al lado de la silla. Y nunca me viste, no me has visto. Solo que has dejado la huella de esta botella al mar en un lugar al que he llegado hoy a hacer un trabajo, por casualidad. Y asi es la vida: " toda hora es madre de Sueños" y esta es la hora de mi mas hermoso sueño, al encontrar al fin un pedacito de tu nostalgia, una pequeña respuesta a tus últimas lagrimas, a tus largas soledades.

Solo te veo a lo lejos, no quiero que te preguntes quién o cómo soy...

Solo sé que llegaste vestida de luz y color, con suave perfume y un toque de seducción. Cómo podría yo, un pobre campesino describir tu belleza y tu imponencia sin dejar por alto algún otro precioso, pero importante detalle; No!, una persona como yo, no tiene palabras para describir tu belleza sin omitir ni opacar tu lucidez. Tu perfección es tan grande como la obra maestra más perfecta entre las obras mundiales que buscan superarte, pero...pobres ingenuos al pensar que tu magnifisencia algún será superada y dada a alguién para suplantarte. Sé que ver a quién menos imginas, a quién nunca esperas debe ser duro, perdón, perdón Anna, por toda la intromision en tu vida y en tu ser...

Sé que sueñas como se que te duele caer en la realidad. Sé que estas palabras no esperabas leerlas en este casi ultimo día del mes. Pero esto hace parte de la casuelidad y en ella me entrego a estas lineas, solamente con el deseo de verte otra vez sonreir. No conmigo,sé que amas a alguién y dichoso aquel que pueda poseer al menos una palabra de tus labios. Y aunque a eones me encuentre de una de ellas, solo, despues de tanta letra queria expresarte que admiro la forma en que vives el mundo, tu capacidad de aombrarse con las cosas pequeñas que te da la vida. Una vida que es solo tuya: No la llores, no desperdicies tu belleza con el mar de tu malancolia. Sal y mira nuevamente las puestas de sol, cuenta los pasos en tus palabras, sigue creyendo en ti. No permitas que aquellos emisarios enemigos del amor intensifiquen tu dolor.

Recuerda aquel petalo en el latir del corazón y todo lo que aprendiste de aquella historia, que le contaste a la luna ... de tu Alma...

Bella Hada:

Solo una última cosa: no preguntes quién soy. No lo sabrás, por más que te custiones.

A.

10:51 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Lo siento Anna, una última frase para despedirme :

"Tus frases me recuerdan mi alma..."

Tus seguidores eternos del Oraculo del Sur.

A.T.N

10:56 a. m.  
Blogger Maria Coca ha dicho...

Palabras cargadas de suspiros. Hermoso. Me encanta tu blog, Anna. Todo un descubrimiento.

Me alegra haberte encontrado gracias a tu visita. A partir de ahora, no olvidaré el camino que me trae aquí.

Un saludo.

10:58 a. m.  
Blogger Maite ha dicho...

Suele ser en las noches donde más necesitamos desahogarnos en el papel, no?
Muy bonito, un saludo!

8:08 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal