sábado, diciembre 13, 2008

Misantropía

Luna llena. En las noticias dijeron que la dama hoy se encuentra más cerca de la tierra, y que su extenso brillo formará arcoiris que adornarán su rostro. Vestida de blanco saltas a la noche y las nubes eclipsadas por tu magnificencia se declaran en estado de éxtasis por tu belleza. Los caminantes nocturnos, los bohemios soñadores, los traficantes de versos se han sentado en los diferentes parques a observarte. Todos te adoran, hombres y mujeres te señalan, te veneran. Iluminas con tu paso los tejados de esta pequeña aldea, llegas desde las montañas, te acercas poco a poco, subes las escaleras del oscuro cielo y cuando menos te espero, cuando menos lo imagino puedo verte danzando sobre mi piel, cruzando con tus rayos mi espina dorsal y todo lo extraño que descubre mi liviano cuerpo. Atraviesas las avenidas de mis ojos, me doy cuenta de lo inmortal que se hace su belleza a los ojos humanos, tiemblo e inhalo el silencio en tres segundos mientras logro sentir cómo el viento se lleva las lágrimas azules que caen por el país de mi rostro. Luego, esas mismas gotas movidas por una fuerza de gravedad impresionante, bajan hacia el corazón y allí se quedan con sus ojitos abiertos palpitando frías y mudas por tan soberana imponencia. Observo mis dedos, arrugas en la piel del índice y pulgar forman las cartografías del invierno que ahora puedo leer como poemas. Te observo aunque me tiembla la mirada y una estrella fugaz desciende sobre tu rostro. Dama Blanca ¿por qué lloras? La Luna se quedó en silencio.

Anna Bahena.

15 comentarios:

Blogger Miguel ha dicho...

Muy lindo. Para mí, la luna, es una musa inspiradora. En muchos de mis escritos la nombro, no sé como explicarte pero es una sensación de atracción que tiene sobre mi mente al escribir.
Me gustó esto que escribiste. Muy bueno. Felicitaciones, y no es un cumplido, ¡¿eh?!

Beso

10:53 p. m.  
Blogger Mr Tambourine Man ha dicho...

La poesía ha llegado a la Calle de la Mar como una botella vacía de silencios, una galerna de diminutas gotas de belleza. Sé que ya soy un rompeolas, un abrigo en el abrazo frío y lejano de nuestras distancias. Vuelve porque estoy aquí, esperándote. Mírame antes de partir porque quisiera volar contigo. Un amanecer no es lo que nos queda, es lo que ya somos recreando lo que hemos escrito.

Un beso y un abrazo.

3:51 a. m.  
Blogger Mr Tambourine Man ha dicho...

Antes de volar les pregunté a mis alas, y ellas me respondieron que sí. En realidad ellas son viento, sólo viento y fragilidad. El impulso que las mueve ni siquiera es mío, sino que está muy lejos, tan cerca como un deseo, tan fugaz como el parpadeo que tu eco deslumbra.

Es tarde y es pronto, y la anochecida no es el tren en final de parada, es una antorcha iluminando la sala de espera. Me acuesto con temblor sobrecogido, y la respuesta es lo que ansío. Sin ti, en la alborada que ya es orilla, el muelle que será refugio. Con tus palabras.

1:52 p. m.  
Blogger Javier Herque ha dicho...

Me gusta pasear de noche sabiendo que no estoy solo aun cuando las calles están vacías y los sonidos duermen…quizás porque se que ella esta ahí, ella y su voz que hace de la noche un libro donde las palabras están aun por escribir…porque son tus palabras, porque serán las palabras que guardamos para esa otra ocasión, porque son las palabras que ella nos presta cuando las calles se llenan de su luz y los mares con los mensajes que nunca naufragan.

Un beso.

2:24 p. m.  
Blogger Máximo Ballester ha dicho...

Leer como poemas esas cartografías hablan de una gran sensibilidad, como se respira en tu buen texto tan bien escrito.
Gracias por tu visita y comentario.
Un abrazo.

5:51 p. m.  
Blogger Mr Tambourine Man ha dicho...

Las palabras se agolpan al despertar el día, y un “buenos días” le gana la partida a “esta noche me he acordado de ti”. El alba es una revuelta, y las voces son la consigna de los recuerdos. Un minuto es eterno, y en él sólo guardo el mar en una botella. El sueño de estar allí en metáfora.

1:47 a. m.  
Blogger Arcángel Mirón ha dicho...

La luna nos afecta de una manera increíble. Cuando se viene la semana de luna llena, yo ya sé que todo se intensificará.
Como ahora, por ejemplo.

Un abrazo, Anna.

11:08 a. m.  
Blogger Mr Tambourine Man ha dicho...

En el otro lado del planeta las palabras también se escapan. Giran y giran y yo voy tras ellas para decirlas "eh, no os vayáis, que os quiero despedir... Me encanta colocar a la "O" su rabito de media luna, a la "eñe" su visera para los días de sol... Me gusta despedirlas guapas y presentables antes de darles recuedos para ti. A veces me hacen caso, y otras son como chiquillos alocados. Quieren volar solas, y a mí me encanta corregirlas. Hoy, por ejemplo, en un post me han dejado una palabra soñadora. Me han dejado unos "desos". Sí, unos "desos". Maravillado, me he puesto a hablar con esas sílabas tan bien unidas, y antes de dejarlas partir hacia el océano del mar, les he pedido que pregunten allá lejos. Yo creo que unos "desos" pueden ser unos dedos brincando alegremente en el trapecio del teclado; o quizás unos besos apalabrados; o un regusto en los dedos. ¿A ti qué te parece que puede significar? ¿Me puedes ayudar en su búsqueda?

Un besuco desde tierra adentro.
C.

1:15 p. m.  
Blogger Caminante ha dicho...

Desde luego es cierto que el viernes la luna tenía un halo especial que hacía que brillase de un modo diferente. No eres la primera persona con la que hablo de ello. Gracias por recordarme aquella hermosa vista.

2:16 p. m.  
Blogger Mr Tambourine Man ha dicho...

De esas que me envías ya no le quedan al mar, y cuando he llegado a la orilla buscando las palabras en las dunas de una ola, en una dola, he encontrado la última frase: "no tardes". Al traerla en mis manos hasta mi mesa, he notado sus caricias. Sé que es el gozo, la dicha de la conciencia de vivirla.

2:43 p. m.  
Blogger Mr Tambourine Man ha dicho...

Con tus burbujas de imágenes he volado como una mariposa, aunque en realidad en el sueño sólo soy aire.

El tiempo es una palabra nueva,
y el espacio es luz de tus sabores.

Soy caracolillo de mar,
un ánfora antigua entre corales
para verte de nácar.

(bellísimo tu poema)
C.

2:12 a. m.  
Blogger Mr Tambourine Man ha dicho...

Then take me disappearin' through the smoke rings of my mind,
Down the foggy ruins of time, far past the frozen leaves,
The haunted, frightened trees, out to the windy beach,
Far from the twisted reach of crazy sorrow.
Yes, to dance beneath the diamond sky with one hand waving free,
Silhouetted by the sea, circled by the circus sands,
With all memory and fate driven deep beneath the waves,
Let me forget about today until tomorrow.

(Robert Zimmerman)

Nota: ha sido todo un detalle.

2:33 a. m.  
Blogger fgiucich ha dicho...

Hermoso texto, amiga. Tiene la claridad necesaria para permitir que la luna camine suavemente, casi sin darnos cuenta. Abrazos.

5:57 a. m.  
Blogger Mr Tambourine Man ha dicho...

¡Holaholaaaa!

11:41 a. m.  
Blogger Mr Tambourine Man ha dicho...

I only could say "I miss you"
I only believe in your words,
the waves you have created in my mind.

Give a chance for continue writing.
My kisses are flying to you.

C.

1:37 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal